viernes, 14 de marzo de 2008

Nota a una nota de La Biblioteca de Babel


* Letizia Álvarez Toledo ha observado que la vasta Biblioteca es inútil; en rigor, bastaría un solo volumen, de formato común, impreso en cuerpo nueve o cuerpo diez, que constara de un número infinito de hojas infinitamente delgadas. (Cavalieri, a principios del siglo xvii, dijo que todo cuerpo sólido es la superposición de un número infinito de planos.) El manejo de ese vademecun sedoso no sería cómodo: cada hoja aparentemente se desdoblaría en otras análogas; la inconcebible hoja central no tendría revés.

La Biblioteca de Babel
Jorge Luis Borges
__________________________

El problema que plantea la nota es el del grosor de las páginas, ¿y si se cambia por uno de superficie? Igual de impráctico sería concebir una sola hoja que contuviera todos los libros de la Biblioteca, si es que éstos son finitos.

Si esto fuera así, la hoja sería tan extensa que formaría una gran llanura, un Edén donde pacería mi Caballo de Letras.

Alan

9 comentarios:

Pitonisa dijo...

y si mejor los leemos todos y los guardamos en la mente?

oye voy a buscar ese libro que me dijiste.

leí que eres de Mexico!!! es así??? estar en Mexico no necesariamente significa ser mexicano cierto??? yo quiero algun día concocer aquel país, soy profesora de historia y me apasionan los aztecas y todo aquel pasado.

oye te veo a seguir leyendo ya?
gracias por pasar a mi blog y comentar.

un abrazo

natalia

kijiki dijo...

Hola Alan,
Yo codificaría todos los libros del mundo y los colocaría en chips orgánicos, luego los colocaría en un nave satélite a la que pudiéramos acceder vía pensamiento y leer con los ojos cerrados, o abiertos contemplando aquello que más nos complace.
Seguiría... pero creo que ya no es necesario para hacerse una composición de mi deseo.
Tal vez sea realizable y pronto.

Por cierto, este blog destila un exquisito respeto por los autores y es una loa a la cultura. Gracias.
Saludos

Lorna S. Q dijo...

Hola Alan,

muchas gracias por su nota de animo. Disulpa mi español pero me olvide mucho...no puedo escribir correctamente. Ir a Méjico es un sueño para mi. Yo quería trabajar en la ciutad de Méjico con niños de la calle con una organizacion que se llama Servant Partners. Pero tengo que trabajar aqui para conseguir dinero y después hacer trabajo de voluntariado por allá. Voy a ver en el futuro. Que Dios ve bendiga a usted tambien.

markin dijo...

Página más, páginas menos...
Importa que lean,´doonde quiera que se encuentre cada ser.

Almacenarlas... ya está esta de moda pasar lo material a lo digital.

El tocar y comprar un libro, es ya un problema individual.

Chau.

Alan Elías dijo...

Corrijo algunos errores de un comentario anterior. Debe decir:

Hola, Pitonisa.

Sí, soy mexicano y estoy en México (aunque nunca se te ocurra preguntar a uno de nosotros qué significa serlo, pues nos hemos pasado casi toda nuestra historia preguntándonoslo; no hay nada más mexicano que preguntarse qué es ser mexicano). Nuestra cultura es muy bella, de eso sí estamos seguros.

Gracias también a ti por visitar mi blog, espero que nos sigamos leyendo.

Alan Elías dijo...

Hola, Kijiki. Gracias por tu visita, por tu comentario y por ver el blog de esa manera.

Tal vez tu deseo sea realizable pronto y el desarrollo tecnológico cambie la manera en que concebimos la literatura. Es posible que en un futuro ésta pueda encontrarse más unida a las imágenes y/o a las sensaciones que percibimos. La tecnología podría permitirnos experimentar de un modo más patente lo leído, dejar de usar los ojos para leer o incluso prescindir de un medio físico.

Nos leemos pronto.

Alan Elías dijo...

Gracias por tu comentario, markin.

Respecto a lo que dices de digitalizar la información creo que kijiki habla de una idea que no parece tan pasada de moda: componentes orgánicos en la electrónica. Codificar todos los libros en chips orgánicos en una nave satélite para que estuvieran disponibles para ser leídos cuando nuestra mente lo desee no se me hace algo pasado de moda, puesto que nadie ha hecho. Tal vez te refieres a que la idea de pensar eso es la que ya no es tan novedosa.

Es gracioso, cuando coloqué este post nunca me imaginé que terminaríamos hablando de temas así.

Saludos.

Baakanit dijo...

De las ideas que contiene esa notita Borges escribió también el Libro de Arena Este era básicamente un libro infinito que cada vez que lo habrías veías hojas diferentes.

Saludos

Alan Elías dijo...

Sí, otra noción de lo infinito contenido dentro de un espacio limitado, como lo que mencionabas en tu blog.

Gracias por visitar.