lunes, 18 de mayo de 2009

Fragmentos de Prólogo de la comedia, de Wisława Szymborska


Prólogo de la comedia intenta ser fiel a su nombre, pero tal vez porque de modo inevitable la traducción destruye parte de la esencia literaria o porque los mexicanos siempre gustamos de un humor no simple (somos muy exigentes en cuanto a eso), sólo algunos (dos) fragmentos de su traducción al español me convencen. Hélos aquí:


Se hizo un violín de cristal porque quería ver la música.

Cuando le dijeron que no existía, al no poder morir de pena, tuvo que nacer.




Traducción de Abel A. Murcia
(A quien, aclaro, no culpo de nada)

-Alan

No hay comentarios.: