jueves, 8 de mayo de 2008

Caballo de Letras se vuelve bilingüe

Así es, queridos lectores. Caballo de Letras será conocido también como The Horse Writer, que será una traducción de este blog al idioma inglés con el fin de que el contenido sea accesible a un mayor número de lectores. La dirección electrónica de The Horse Writer es:

http://thehorsewriter.blogspot.com/

No fue fácil elegir este nombre, pues traducir Caballo de Letras como The Horse of Letters traería a la mente un caballo del antiguo servicio de correos antes que una asociación con la palabra letras tal y como se entiende en español.

Traduttore, traditore... el traductor es un traidor. Y sí, estoy convencido de que tampoco es fácil llevar a otro idioma este blog debido al tipo de contenido y a que incluso el original no se encuentra totalmente en español.

A propósito de esto, pido disculpas a algunos lectores, pues es muy molesto encontrarse a media lectura con un idioma que se desconoce cuando se supone que el contenido del texto debería estar en nuestra lengua. Esto sucede a menudo en literatura, pues no siempre se poseen traducciones a nuestro idioma. Por otro lado, cuando cito algún texto prefiero hacerlo directamente en el idioma en que lo leí.

Lo que se traducirá de modo seguro serán mis propios comentarios. No obstante, se aprovechará esta oportunidad para reclasificar el contenido de ambos blogs: si existe algún fragmento en un idioma ajeno al de cada blog y es posible tener acceso a una traducción en algún idioma de dichos blogs, se colocará la traducción correspondiente a cada uno. En caso de que no se tenga a la mano una traducción previamente publicada podrán ocurrir dos cosas: o se dejará el contenido en el idioma original, o lo que es menos problable y recomendable, sabiendo que la traducción misma es un arte (máxime en poesía), los colaboradores del blog (Adrienne Saur y yo)intentaremos traducir el fragmento.

Sólo se les pide paciencia, pues definitivamente es difícil que en el blog en inglés aparezcan los posts al mismo ritmo que lo hacen en el original.

Alan

4 comentarios:

Rosigerante dijo...

Wow, qué interesante, qué bien.

No será fácil pero tampoco imposible,

de verdad, admiro tu amor por la escritura.

Alan Elías dijo...

Muchas gracias, Rosigerante.

Poli dijo...

Sabes, siempre me ha parecido un poco pretencioso cuando encuentras un extracto en inglés, francés, alemán, triqui, etc. en un libro.

Digo, entiendo el deseo de apegarse al idioma fielmente. En ese caso me parece bien que se conserve el original, siempre y cuando haya un pié de página que traduzca el texto, porque si no te quedas en ceros y se corta la lectura.

Claro, eso no explica en lo absoluto por qué mi blog está escrito en inglés y español simultáneamente. ¿Incongruencia, tal vez?

Alan Elías dijo...

Creo que lo que ocurre con los textos en varios idiomas es esto: el problema no es tanto la pretensión de quien escribe, sino la ignorancia de quienes leemos (no lo digo como crítica, sino sólo como un hecho).

Por ejemplo, podríamos decir que gran parte de las personas que poseen blog en México tienen conocimiento del inglés. Es decir, conocen dos idiomas. Entonces, es raro que protesten o noten siquiera un problema si encuentran un blog en el que el contenido esté en esos dos idiomas.

¿Pero qué pasa con textos que contienen idiomas que no conocemos? Nuestra reacción es casi inmediata, pero creo que proviene por más nuestro desconocimiento, no tanto por pretensión (aunque claro que hay casos, sobre todo cuando quien publica tampoco conoce el idioma que maneja).

En todo caso, si existe un problema creo que sería más problable que fuera uno de empatía o de sensibilización, pues quien publica no considera los conocimientos ni las necesidades de quien lee. A casi nadie en México se le ocurriría citar algo en checo, por ejemplo.

Creo que lo que propones de traducir con notas de página es JUSTO Y NECESARIO que sea tomado en cuenta por las editoriales. Es horrible que no consideren a veces nuestra necesidad de tener un texto que pueda ser TOTALMENTE INTELIGIBLE.

Desgraciadamente, como comento en el post, a veces no poseo los textos en español o el tiempo o capacidad para traducirlos con muy buena calidad, pues no se trata de sólo traducir las ideas, sino de hacerlo siendo fieles a la misma calidad literaria o técnica con que fueron redactados en el original.