viernes, 16 de mayo de 2008

Respecto a la omnipotencia divina

...bajo la omnipotencia de Dios no cae lo que implica contradicción.

Tomás de Aquino
Summ. Theol. Ia. Q XXV, Art 4

De acuerdo al Aquinate, Dios no puede hacer que algo sea y no sea; que sea verdad y sea mentira, por ejemplo.

5 comentarios:

Rosigerante dijo...

Yo no sé...
Pero pienso que la fe es ciega ...y que vivir con los ojos vendados es una locura!

Por eso soy agnóstica.

Y también creo que cada quien traza su destino, de modo que no es por obra de dios que algo sea y no sea al mismo tiempo.

Alan Elías dijo...

Qué interesante que seas agnóstica, Rosigerante.

Precisamente, Tomás de Aquino pensaría lo mismo que tú:

No es por obra de Dios que algo sea y no sea al mismo tiempo, porque esto es una contradicción.

Canis familiaris dijo...

Voy a permitirme disentir con la visión de la «fe ciega» en el sentido literal. La fe es ciega en tanto que supone una confianza en Dios que no puede disminuir ante la adversidad. Este abandono en el Creador es, al mismo tiempo, un abandono en las capacidades mismas del individuo, ya que Dios se encuentra en todos y cada uno de nosotros, como afirma el santo padre Agustín (y en algún punto el propio Cristo aseveró que con fe se obrarían tales o aún mayores milagros que los suyos).
Concuerdo en la locura que supone vivir con los ojos vendados; sin embargo, y con todo respeto escribo esto, dudo que por la mera afirmación de decirse agnóstico se vean con mayor claridad las cosas. Pero en fin, a vueltas con otros temas.
Pax vobiscum!

Alan Elías dijo...

Hola, Canis Familiaris y Rosigerante. Creo que sus comentarios me han inspirado para escribir una entrada respecto a la fe. Un día aparecerá lo que pienso respecto a la fe en este blog.

Alan Elías dijo...

Por cierto, Canis Familiaris, ¿a qué te refieres cuando dices que la fe es un abandono en las capacidades mismas del individuo?