sábado, 16 de agosto de 2008

La condenación...

Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

Juan 3:19

3 comentarios:

Rosigerante dijo...

Desde que la leí por primera vez (hace unos días) trato de ponerle palabras a lo que me inspiro, por fin pude ::

Qué oscuro.
(En todos los sentidos... o muchos)

Alan Elías dijo...

No, se vale, Rosigerante. Apenas te iba a preguntar que oscuro en qué sentido, jaja. Hay muchísimos:

¿Significado no claro?
¿Maligno? Y si tiene que ver con el mal, ¿el mal de quién? ¿de quienes no amaron la luz o de quien decretó la condenación?
¿O es oscuro porque lo que más se te quedó fue la imagen de las tinieblas?
¿O por la implicación del pasaje?

Rosigerante dijo...

Las dos últimas.

Condenación y tinieblas :: oscuridad = maldad.

Illesquero el asunto.