martes, 9 de diciembre de 2008

La Hidra de Lerna de acuerdo a la Biblioteca de Apolodoro

Este es uno de los pasajes más conocidos de la mitología griega. Sin embargo, casi toda la información que existe en internet es de segunda mano, sólo haciendo referencia a lo que los antiguos escritores dicen respecto al mito, pero nunca publicando la fuente tal cual es. Por tal motivo, he decidido incluir en este sitio la porción de la Biblioteca de Apolodoro que contiene este mito, publicada por la Editorial Gredos, además de las notas al pie que la acompañan. La narración comienza haciendo referencia al segundo de los trabajos que el rey Euristeo ordenó realizar a Heracles (Hércules) y que este último efectuó con la esperanza de alcanzar la inmortalidad después de haberlos cumplido.

_________________________________

Como segundo trabajo [Euristeo] le ordenó matar a la Hidra de Lerna*. Ésta, criada en el pantano de Lerna, irrumpía en el llano y destruía el campo y los ganados. La Hidra tenía un cuerpo enorme, con nueve cabezas, ocho mortales y la del centro inmortal**. Heracles, montado en un carro que guiaba Yolao, llegó a Lerna y refrenó los caballos; al descubrir la Hidra en una colina, junto a la fuente de Amimone donde tenía su madriguera, la obligó a salir arrojándole flechas encendidas, y una vez fuera la apresó y dominó, aunque ella se mantuvo enroscada en una de sus piernas. De nada servía golpear la cabeza con la maza, pues cuando aplastaba una surgían dos. Un enorme cangrejo favorecía a la Hidra mordiendo el pie de Heracles***. Él lo mató y luego pidió ayuda a Yolao, quien, después de incendiar parte de un bosque cercano, con los tizones quemó los cuellos de las cabezas e impidió que resurgieran. Evitada así su proliferación cortó la cabeza inmortal, la enterró y le puso encima una pesada roca, cerca del camino que a través de Lerna conduce a Eleúnte. Abrió el cuerpo de la Hidra y sumergió las flechas en su bilis****. Pero Euristeo dijo que ese trabajo no sería contado entre los diez porque no había vencido a la Hidra Heracles solo sino con ayuda de Yolao.
___________________

*Hija de Tifón y Equidna según HESÍODO, Teog. 313 ss., también alimentada por Hera.
**La Hidra tiene cien cabezas según OVIDIO, Met. IX 71; en cambio, PAUSANIAS, II 37, 4, dice que una sola.
***A cambio de la ayuda que prestó a la Hidra, el cangrejo fue catasterizado por Hera en la constelación de Cáncer. Cf. ERATÓSTENES, Catast. 11; HIGINIO, Astr. II, 23.
****En lo sucesivo las flechas de Heracles, envenenadas por la bilis de la Hidra, producirán heridas mortales a los hombres e incurables a los dioses.


Apolodoro, Biblioteca II 5,2
Biblioteca Clásica Gredos
1a reimpresión
Traducción y notas de Margarita Rodríguez de Sepúlvera

No hay comentarios.: