domingo, 8 de febrero de 2009

3 y 5; José Emilio Pacheco


Todas las tardes a las tres y cinco
llega hasta el patio un pájaro.
¿Qué busca? Nadie lo sabe.
No alimento: rehúsa
cualquier migaja.
Ni apareamiento:
está siempre solo.

Tal vez por la simple inercia de contemplarnos
siempre sentados a la mesa a una misma hora,
poco a poco se ha vuelto como nosotros
animalito de costumbres.

2 comentarios:

JUAN JES dijo...

Tal vez el pájaro de JEP busca la sombra, como en el elogio.

Alan Elías dijo...

Tal vez después de buscarla alce su libertad amenazada.