viernes, 23 de enero de 2009

Galileo; Augusto Monterroso

1983

Encuentro en el café con José Antonio Robles, filósofo, matemático y cuentista. Como ocurre con los buenos amigos, cuando nos vemos hablamos invariablemente de lo mismo; pero dejamos siempre el suficiente espacio temporal entre un encuentro y otro para que nuestros aportes a la conversación nos resulten novedosos. Y a veces lo son, o casi. En esta ocasión, antes de saludarlo en forma, le pregunté si recordaba el siguiente anagrama

SMAISMRMILMEPOETALEVMIBVNENVGTTAVIRAS

que Galileo publicó en 1610, y que pasado al latín dice

ALTISSIMVM PLANETAM TERGEMINVM OBSERVAVI

y al español

HE OBSERVADO QUE EL PLANETA MAS LEJANO
ES UN TRIPLETE

Sí; lo recordaba más o menos, pero lo que le extrañó fue que yo se lo preguntara cuando él acababa de escribir el nombre de Galileo en un trabajo que revisaba ahí mismo, en el café. Naturalmente, después de esto hablamos de magia, tema mucho más rico que el del azar o las meras coincidencias. Por mi parte, yo no sé qué cosa sea un triplete, pero no tuve más remedio que traducir así el término inglés “triplet”, que es el que usa W. H. Auden en el libro del que lo tomé. Robles me contraatacó con un palindroma que yo no conocía:

SUMS ARE NOT SET AS A TEST ON ERASMUS

y entonces yo recordé, aunque no se lo dije, que Julio Cortázar me ofreció hace años buscarme en una biblioteca de París el Evangelio según San Mateo puesto en alejandrinos palindrómicos franceses por alguien en el siglo XVIII, ofrecimiento que no le acepté por temor a hacerlo perder el tiempo.

[31 de diciembre]

De: La letra e

No hay comentarios.: