martes, 27 de enero de 2009

Las mujeres vinieron (poesía anónima cora del siglo XX)


Las mujeres vinieron del poniente,
las mujeres blancas vinieron de Wáwata;
vinieron coronadas de flores blancas.
Sus caras eran blancas, sus plumas blancas,
blancos sus huaraches. Vienen del mar,
de la piedra de la lluvia. Son hijas
del mar, de la diosa del mar Chevimú.
traían collares de perlas,
brazaletes de frío, sonajas de frío.
Venían de la oscuridad. Venían de la noche.

Y los hombres vinieron del oriente.
Vinieron de Villantá.
Sus aljabas y sus flechas eran rojas.
Sus vestidos rojos brillaban;
Traían rayos en las manos
y traían tormentas,
y sus voces eran terribles.

Las mujeres y los hombres se encontraron.
Las mujeres venidas de Wáwata.
Los hombres venidos de Villantá.
Y cayó la lluvia sobre la Reina.
Y se desataron las tormentas
sobre la tierra seca de “Jesús María”.
Los rayos rajaban los palos.
Y el aire parecía que echaba cohetes.
Tronaba el aire: Bum, bum, bum.
Y las mujeres de Chevimú tronaban más recio.
Se oían las voces de los hombres rojos: Bum, bum.
Y se oía el canto de las ranas: kue, kue.
El mundo entero se mojó. Bramaban los ríos.
Y nosotros arriba, mojados, bailábamos.
Y el ruido de las sonajas atraía la lluvia.
Las mujeres y los hombres bailaban en el cielo.

Ómnibus de poesía mexicana
Presentación, compilación y notas de Gabriel Zaid
Uno: Poesía indígena
I: Poesía anónima recogida entre los siglos xvi y xx
1. Cora (siglo xx)
Página 13
siglo xxi editores, s.a. de c.v.
27a edición

No hay comentarios.: